30 junio, 2022

El primer derbi entre Aqua Hotel y Calella se queda arruinado

Buenas temperaturas, mediados de octubre, liga y gradas llenas por primera vez en un año y medio. Así se hubiera podido resumir el primer derbi entre el Aqua Hotel y el Calella si no fuera por una mala decisión que empezó la chispa a lo que suspendió el partido.

El sol brillaba, la gente de Pineda de Mar y Calella había venido al campo para apoyar a su equipo. Un derbi inesperado gracias al ascenso del equipo amarillo de la 4a Catalana la temporada pasada.

Durante mucho tiempo el Aqua Hotel era un club como el Damm en el sentido que se enfocaba solamente en el fútbol base. Pero desde que crear el primer equipo los ojos al club del Alt Maresme han empezado a mirar mal.

El Aqua Hotel es en realidad exactamente lo que dice el nombre. Un hotel en Pineda de Mar. Por eso varios chantos como «Somos un club y sois un hotel» se oía de los aficionados del visitante Calella.

Empezando el partido fueron justamente estos aficionados quienes crearon un ambiente a un nivel mucho más alto que la Tercera Catalana. Se notaba la diferencia cuando empezó el partido con el Calella dominando prácticamente todo sin dejar nada al equipo local.

Fue el Calella quien además al final cogió el comando del partido y pudo llegar al intermedio con un 0-2 ganando. Varios comentarios entre los de las gradas fueron: «Pensaba que el Aqua tenía un equipazo, pero esto, no sé qué es.» y «¿Esto es un derbi? El Aqua tiene menos sensación de ganar al Calella que el Espanyol al Barça» etc.

En la segunda parte sí que salió con más energía. Empezó a jugar más listo dejando al Calella atacando y de esa manera jugar más a través de sus contraataques. El 1-2 llegó y de repente hubo tensión de nuevo.

Sin embargo, en el minuto 80 todo llegó a cambiarse. El Aqua Hotel empujó por el empate y tras una situación complicada, el equipo local logró meter el balón. El 2-2 era una realidad, pero fue la celebración del gol que inició lo que al final suspendió el partido.

Tras marcar, los jugadores del Aqua Hotel decidieron ir corriendo a celebrar en frente de la grada de los aficionados del Calella, algo que no fue muy popular. Al principio era gritos entre los jugadores y los del Calella, pero las provocaciones de algunos jugadores hicieron que varias personas de la grada empezaron a tirar vasos de plástico, bebidas y lo que al final parece haber sido un mechero.

En ese momento el árbitro decidió, correctamente, suspender el partido y acabarlo todo. Un día histórico de dos pueblos, vecinos, cortados por una sola calle, se convirtió en una gran decepción. Es verdad que nadie va a olvidarse de aquel día con las gradas llenas y ambientazo de los dos lados. Pero se mereció un final mucho mejor que éste.

Las consecuencias de lo sucedido siguen a la espera del acta del árbitro y la decisión de la Federación. Los tres escenarios son que uno de los dos equipos ganará 3-0, o por la provocación del Aqua Hotel o por la reacción de los aficionados del Calella. Otro sería que acabara en empate 2-2 y el tercero que acaben jugando los últimos diez minutos del partido. El tercer parece lo más lógico, pero la pregunta sería, ¿cuando?

Igualmente lo que este partido nos dio esta noche en Pineda fue un mensaje claro: el derbi entre el Aqua Hotel y el Calella va a ser uno que durante muchos años será uno muy especial al nivel, Sevilla-Betis, Athletic-Real Sociedad, Atleti-Real y el Barça-Espanyol etc. No están en el mismo nivel futbolísticamente, pero con las gradas llenas esta noche, está claro que ha nacido un nuevo evento grande que ojalá se podrá disfrutar muchas veces más en el futuro.

client-image

ÚLTIMAS NOTICIAS

client-image
client-image
client-image
client-image
client-image

Contacto

Conectar con nosotros

Portada
Últimas Noticias
Podcast
Futbol BCN TV
Buscar