8 de febrero de 2023

Nerea Gómez y el camino de vuelta al campo

Fuente: Privada (Instagram)

Nerea Gómez, jugadora del Guineueta, tuvo las peores noticias al descubrir que su dolor de rodilla fue el resultado de una rotura de LCA y fisura de menisco. Ahora empieza su camino duro y largo para volver a hacer lo que ama: jugar al fútbol.

Nerea nos cuenta que su lesión de cruzado empezó ya hace unos tres años cuando jugaba en el Levante Las Planas y que la lleva arrastrando desde entonces. Fue al choque con una jugadora y al caer y después apoyarse notó un crack. Rompió el cruzado parcial.

No pensaba más en ello ya que, a pesar de notar cracks de vez en cuando, pasaron las semanas y cada vez todo parecía estar bien.

– Yo seguí porque pensaba que era normal y que todo estaba bien. Pues, en un partido, justo contra el Levante Las Planas, fui al choque con dos otras jugadoras y volví a notar ese crack. A partir de allí volví a hacer pruebas ya que tenía un dolor en la rodilla que no me parecía normal. No pude entrenar y al tener los resultados confirmamos que tuve una rotura de LCA y fisura de menisco.

Cuando Nerea recibió las noticias, nos cuenta que su cara fue un poema. Esa prueba no engañaba a nadie y confirmaba que una de las peores lesiones que le puede pasar a una futbolista, había pasado a ella. Supo enseguida que le dejaría fuera del campo durante un tiempo largo.

– No me lo creía por el simple hecho de que yo tenía un dolor en un punto que con los días se me fue pasando hasta desaparecer y con el que podía convivir. Me ponía a correr y podía correr. Me ponía a chutar y podía chutar. No me dolía. Hacía mi vida como siempre, normal y corriente, y claro, en mi cabeza me venía un «sin fin de preguntas». Dudaba en mi diagnóstico. Me pregunté cómo podía ser que se hubiera roto y por qué me lo había pasado a mí etc.

Se encontró con un bajón brutal, como una jarra de agua fría. No sabía cómo gestionarlo ya que el fútbol siempre había formado parte de su vida.

– Me hace desconectar y no había tenido una lesión jamás de este alcance, entonces no sabía por donde cogerlo.

Fuente: Privada (Instagram)

Al preguntar si estaba nerviosa antes de la operación contesta enseguida que no. Dice que quería hacerse la fuerte y tirar ella sola para que se le notase lo menos posible y así no preocuparle a la gente de su alrededor. Especialmente a su madre, ya que con todo lo que llevaba encima, tenía suficiente.

– ¿Si la verdad estaba nerviosa? Sí digo que no, miento…

Nerea explica que no pisa un hospital ni para nada nada del mundo y que hasta las agujas le dan pánico. Tenía muchas paranoias increíbles con muchos nervios y un miedo que no se lo desea a nadie.

Al haber pasado por la operación Nerea ya siente nueva energía. Se siente liberada y fuerte y que por fin podrá decir que ya empieza la cuenta atrás para volver a pisar el césped. Sin prisa ninguna, pero sin pausa.

La operación de LCA tiene una recuperación de entre 6-9 meses aproximadamente, pero luego hay que añadirle diferentes factores con los que quizás no se cuenten. Siempre puede haber bajas en el camino.

– En mi resonancia ponía «Rotura total de LCA y fisura de menisco con aproximadamente unos 7 meses de recuperación». Al abrir, Doctor Álvarez vio que aparte de lo que salió en la resonancia, se ha añadido el otro menisco. De momento está establecido un mínimo de unos 9 meses, tal y como dije antes, depende de la evolución.

Nerea está segura de que volverá más fuerte. Comparte su manera de pensar al decir que en cada tropiezo aprendemos algo nuevo que nos hace ver la fuerza y la valentía que sacamos para, sobre todo, ponernos a ello.

– Me considero una persona super fuerte por lo que llevo vivido, pero después de esto, me lo confirmo aún más yo misma. Lo que he vivido ha sido una experiencia brutal. La he vivido con miedo, con inseguridad, pero nunca llegaba a imaginar que le plantaría cara a esta operación y que sería capaz de vivirla despierta, sin sedarme y mirando todo el proceso de ella. Para entrar en detalles hablamos de martillo, clavos, sierra etc. Es muy detallado, pero lo explico para que se entienda que es una intervención gorda y que los profesionales que hacen esto son héroes por devolver la esperanza a la gente.

Le preguntamos al final de la entrevista si hay algo que quiere decir para animar a otras chicas que están o algún día se encuentren en la misma situación:

– Poco puedo decir ya que llevo poco tiempo y solamente he pasado por la cirugía. Pero basándome en ella, es decir que no tengan miedo y que sean atrevidas. Siempre hay un después. Mi experiencia, todo lo que me han hecho, se puede aguantar y la verdad nada fuera de lo normal. A partir de ahora está claro que habrá momentos de todo tipo, pero todo ello te da un aprendizaje y te hace ser más fuerte.

Ahora empieza la recuperación para Nerea, pero no hay duda de que la volveremos a ver en el campo, en su tiempo. Es una persona muy valiente que a pesar de sus miedos ha plantado cara a ellos para volver más fuerte que nunca.

¡Muchísima suerte, Nerea!

Fuente: Privada (Instagram)
Nerea con Yosse y María
Las tres han sido entrevistadas por Futbol BCN
Portada
Últimas Noticias
Futbol BCN TV
Instagram
Buscar