1 julio, 2022

Un partido de cadetes acaba suspendido con 9 jugadores sangrados

Durante el último año las voces de padres y entrenadores preocupados por el alto nivel de fuerza utilizado en los partidos se han multiplicado bastante. Este fin de semanas pasado 9 jugadores acabaron con sangre, suertemente sin tener que llamar por una ambulancia.

El partido de segunda división tenía prevista ser un partido de buen nivel. Sin embargo, el resultado 1-1 no fue lo que al final reflejó a un partido suspendido en los últimos minutos de ello.

Todo empezó en el minuto 45 con la expulsión del entrenador del equipo local, según fuentes, por haber discutido con el árbitro.

En el minuto 65 el equipo visitante marcó 0-1 con 15 minutos más para jugar. Durante el partido hubo varias ocasiones donde las entradas fueron muy fuertes, dejando faltas, pero hasta un nivel de poder causar graves lesiones.

Los entrenadores no entendían el nivel dejado por el colegiado, algo que intentaron comunicar, pero sin éxito. Comentarios a Futbol BCN dicen que: «simplemente se la sudaba todo lo que opinaban».

Al pasar los 80 minutos el entrenador del visitante intentó llamar la atención del árbitro para comentarle que juegan 80 minutos y no 90. En el minuto 86, algo que varias fuente confirman, el equipo local empató el partido 1-1.

Dos minutos después, un jugador del equipo visitante se encontró lesionado en el campo, con sagnre y llorando del dolor. Entró el entrenador para cuidarle. Según saber Futbol BCN, el árbitro pidió que el jugador se levantara, y el entrenador contestó que lo haría en cuanto pudiera levantarse asegurando que no había una lesión más grave. A la vez comentó al árbitro que jugaban 80 minutos y no 90 y que no entendía de donde venían los 8 minutos añadidos. Por los dos comentarios el colegiado decidió expulsar al entrenador y a la vez el delegado, los únicos dos responsables en el campo del equipo.

En el acta, está puesto que el 1-1 fue marcado en el minuto 77, aunque varias personas comentan que fue en el minuto 86, 6 minutos después del tiempo efectivo.

«El árbitro está intentando cubrir su error de jugar 90 minutos en lugar de 80», dice un espectador.

Después de la expulsión del entrenador visitante, el mismo saca su móvil para grabar la conversación con el árbitro, quien en ese momento decide suspender el resto del partido, según testigos en el campo.

«Es lamentable que un árbitro pueda hacer lo que le dé la gana y que la FCF siempre está detrás cubriendo sus espaldas. Luego lo que sale en el acta no siempre refleja la verdad. No debería ser posible inventarse mentiras sin que los equipos puedan defenderse», nos explican después del partido.

No es la primera vez que han llegado mensajes y gritos por la excesiva violencia pasando en los campos. Hasta partidos de niveles y categorías como benjamines.

«A los entrenadores nos preocupa que se vayan a lesionar los futbolistas y es la responsabilidad de los árbitros de protegerlos en el campo», dijo un entrenador entrevistado hace un par de semanas.

Ver la galería de fotos del campo:

client-image

ÚLTIMAS NOTICIAS

client-image
client-image
client-image
client-image
client-image

Contacto

Conectar con nosotros

Portada
Últimas Noticias
Podcast
Futbol BCN TV
Buscar